Cómo vivir sin gastar dinero...

Electrodomésticos con tara, un gran ahorr...

Cosas que tienes en casa y que valen más ...

Cómo hacer un presupuesto cuando tus ingr...

Consejos para ahorrar después de las vaca...

Hazlo tu mismo

| 04/11/2012 | 0 Comentarios

Como todos sabemos, debemos invertir dinero en la compra de productos y de servicios que hacen que nuestras vidas sean confortables y cómodas, pero no debemos olvidar que nada de lo que adquirimos dura para siempre.

Todos los productos, más allá de que sean de primera calidad tienen su natural deterioro y muchas veces  cuesta más dinero repararlos que comprar otro producto similar y nuevo. Pensando en este fenómeno, diseñamos este informe con consejos básicos de cómo puedes ahorrar dinero reparando tú mismo los productos estropeados que posees.

Sin lugar a dudas una gran chance de ahorrar es cuando realizas las cosas por ti mismo, no importa si es en los arreglos de tu hogar, en la limpieza, en el reciclaje de la basura, en el mantenimiento de tu vehículo. La relación es directamente proporcional, es decir, cuánto más actividades realizas tu mismo, más dinero ahorras y en consecuencia, incrementas la tu economía personal y la de tu familia.

La mayoría de las veces es muchísimo más económico comprar los materiales y proceder al arreglo de lo que tengas dañado que pagar a alguien para que lo arregle. Está claro que hay ocasiones en que las reparaciones exceden a tu capacidad, como por ejemplo si se descompone el motor de tu coche, pero hay muchos casos más sencillos en que puedes poner en acción todos tus conocimientos y habilidades y trabajar tú mismo. Esto además de permitirte la capacidad del ahorro te otorgará grandes satisfacciones.

Con la tecnología y el acceso a la información de manera instantánea, hoy es muchísimo más fácil el acceso a la información. Sólo dependes de tus ganas y de tu tiempo para poner en marcha todo tu potencial. Puedes utilizar videos online, libros, blogs, consejos, foros. Todo está disponible para informarte la mejor manera de reparar tus cosas. Anímate y siempre ten cuidado, ya que a veces puedes empeorar el desperfecto y en consecuencia, verte obligado a invertir una mayor cantidad de dinero que al principio.

Esperamos que este post sea un envión y te ayude a tomar la decisión de comenzar a aprender a llevar a cabo tus propios diseños y reparaciones, sólo depende de tus ganas de hacerlo. Sin dudas, tu bolsillo y tus finanzas estarán agradecidos con esta importante decisión.

Saludos y hasta el próximo informe de ahorro.

Tags:

Categoría: Ahorro, Artefactos

Deja un comentario


Logo FinancialRed