Publicidad

15 cosas que es recomendable comprar nuevas

Si siempre ha sido un mercado amplio, en los últimos años se han multiplicado las alternativas a la compra de productos nuevos.

Productos segunda mano

Se trata de buscar el ahorro en las compras a partir de, por ejemplo, los productos de segunda mano o los intercambios, entre otras opciones. Sin embargo, existen productos que siempre se recomienda comprar nuevos. Vamos a repasar 15 cosas que deberías considerar comprar  nuevas.

Se trata como veremos de productos que en general, al ser recomendados de nuevo a comprar, pretenden evitar posibles fallos ocultos o productos que se personalizan demasiado por uno u otro motivo ya en un primer uso.

 Es una lista que por supuesto podría tener más entradas, e incluso alguna salida, ya que no todos los usuarios mantenemos la misma percepción que las compras (afortunadamente) sin embargo si nos plantea una situación real, en la que, probablemente el equilibrio entre las compras de primera mano y las opciones alternativas sea una opción inteligente para quien puede llevarla a cabo, y que pueda combinar el ahorro con la garantía máxima de productos.

mercado segunda mano

Cosas que sí puedo hacer para ahorrar combustible

Esta es la lista de 15 cosas que siempre deberias comprar nuevas

  1. Cascos de bicicleta: Vienen a representar a los productos relacionados con la seguridad (aunque luego veremos algunos más) realmente el mayor problema de estos productos de grado porque tal vez determinados pequeñas marcas o arañazos que a simple vista pueden parecer no tener importancia, si pueden causar una disminución en el nivel de seguridad del producto, aunque esto no quiere decir que siempre sea así, cuando se trata de seguridad es mejor no asumir riesgos.
  2. Cunas: Aunque curiosamente se trata de un producto que tiene mucha salida y entrada en segunda mano, no es excesivamente recomendable acceder de esta manera al producto. Aunque efectivamente se pueden encontrar cunas de segunda mano muy bien cuidadas, generalmente sobre todo en bebés ya un poco más mayores, no se encuentran muy bien tratadas, y pueden tener defectos no visibles relacionados con el movimiento, los golpes y en general la adaptación a su anterior dueño.
  3. Calzado: Es evidente que el calzado no es precisamente un producto que sea muy propicio para la segunda mano. El calzado acaba adaptándose a los pies de sus dueños, y por tanto, cuando llega a otra persona tras haber sido usado va a encontrarse totalmente adaptado al anterior dueño y va a ser muy difícil reparar esto.
  4. Sartenes y menaje anti adherente: Se trata de un tipo de menaje de cocina poco recomendable para su compra de segunda mano, los revestimientos anti adherentes habitualmente comienzan a descomponerse con el tiempo, esto no sólo los hacen más difíciles de limpiar sino que también pueden ser capaces de liberar sustancias no adecuadas para la salud.
  5. Sombreros: Del mismo modo que ocurre con el calzado el sombrero o gorro acaba muy adaptado a la cabeza de su propietario, por ello, es complicado con nuevo propietario puedan volver a darle forma del mismo modo. Aunque esto puede ser menos acentuado por el calzado, desde el punto de vista higiénico un sombrero resulta más difícil de limpiar de manera completa que otros complementos, por ello no es muy recomendable su compra de segunda mano.
  6. Licuadoras: La recomendación de compra licuadoras de primera mano no tiene tanto que ver con que se trate de un producto mejor o peor para este tipo de venta, sino porque resulta bastante complicado determinar cuándo este electrodoméstico ha perdido realmente la fuerza necesaria para cumplir con su papel, y sólo tras las pruebas pertinentes (algo difícil cuando se compra de segunda mano) podríamos advertir este estado llegue funcionar seguro que funciona pero, no tal vez como debiera.
  7. Muebles tapizados: Aunque no es un producto con excesivo volumen de compra, los muebles tapizados resultan complicados de conseguir, y por ello, cuando se encuentran oferta de segunda mano y se desea adquirir este tipo de muebles, no se suele dudar. Sin embargo, un mueble tapizado vendido de segunda mano puede traer sorpresas desagradables no visibles en una primera inspección. Es mucho más recomendable tapizarlo en todo caso posteriormente, pero, más recomendable aún comprarlo de primera mano.
  8. Colchones y almohadas: Además de por las cuestiones higiénicas evidentes, los colchones y almohadas tienen también con el tiempo a adoptar de algún modo la forma de quienes los han utilizado, lo cual nos puede convertir en poco recomendables para un nuevo uso. No se trata de un producto muy recomendable de segunda mano desde luego.
  9. Neoprenos: Los trajes utilizados para el buceo y para actividades acuáticas en general, no resultan tampoco muy recomendables en compra de segunda mano, aunque es cierto que podemos encontrar algunas ofertas buenas, nos jugamos demasiado en un producto que no es barato ni de segunda mano, y que puede arrastrar defectos propios del desgaste que impidan un correcto funcionamiento.
  10. Aspiradoras: Es otro de esos productos que no resulta muy recomendable adquirir de segunda mano ya que es complicado advertir la diferencia entre el funcionamiento y funcionamiento correcto. Depende de la fuerza de succión para limpiar, y por tanto, se trata de un electrodoméstico que sufre a lo largo del tiempo debido al uso.
  11. Asientos de seguridad para niños: Otro de esos productos para niños poco recomendado en compra de segunda mano. En este caso es mucho mejor plantearse un producto que se adecue al niño que no adecuar al niño a un producto que hemos comprado porque resulta barato, sobre todo porque también puede tener daños estructurales poco visibles. Como siempre en lo que a seguridad se refiere No resulta muy recomendable la compra de segunda mano.
  12. Neumáticos: Aunque éste es un debate abierto hace tiempo, los neumáticos usados no son una gran idea para la compra. La banda de rodamiento usada ese síntoma de desgaste, y, simplemente lo que hacemos con este tipo de compra es posponer otra compra ya que no podemos circular por neumáticos desgastados.
  13. Los trajes de baño: Interesante analizar esto ahora en pleno verano. Aunque como verá el lector no se deja de recomendar prácticamente ninguna prenda de ropa en posible comprarse una mano, si existen algunas poco indicadas. Los trajes de baño son una de estas prendas poco indicadas para la compra de segunda mano, tanto por cuestiones higiénicas como por cuestiones de uso que proporcionan formas (o deformaciones) a las prendas que difícilmente podemos readaptar.
  14. Software: Otra de estas cuestiones básicas que hay que recomendar no comprar de segunda mano. Además en este caso no sólo por cuestiones obvias de seguridad para nuestros equipos informáticos, sino porque se trata de un modelo de venta en el cual ha proliferado el engaño a través de la venta de software no operativo o que poseía licencia caducada. Sin duda recomendable en todo caso para compra de primera mano.
  15. Vídeos y cámaras digitales: Esta recomendación es un poco más relativa, si se busca un producto sin mayores pretensiones que utilizarlo de manera casual y para cosas poco concretas, la opción de la segunda mano puede ser viable, sin embargo si buscamos un producto con el que nos vamos a relacionar habitualmente, que vayamos a usar con regularidad, resulta más interesante plantearse la compra de un producto nuevo..

¿Se le ocurre algún producto más que añadir a esta lista?

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *