Publicidad

Ahorrar datos en el móvil

Las tarifas planas con una cantidad determinada de Gigas de conexión pueden no resultar suficientes si no somos capaces de gestionar y ahorrar datos en el móvil.

AHORRAR DATOS CON EL MOVIL

Año tras año va aumentando el consumo medio de datos al mes en lo que a uso de dispositivos móviles se refiere. Esto significa que cada vez nos conectamos con mayor asiduidad a Internet a través de nuestros móviles. En este contexto de consumo de datos el ahorro puede ser una opción muy inteligente, sobre todo cuando tendemos a agotar los límites de datos contratados mes tras mes.

Como veremos en este artículo ahorrar datos en el móvil es posible, muy recomendable y realmente práctico y sencillo a través tanto de las propias herramientas de los dispositivos y operadores como de diversas ideas y trucos fáciles de poner en marcha.

El consumo de datos en los móviles

El pasado año 2016 la media de consumo mensual de datos se acercaba a un Giga. Esto, que puede parecer poco, es una medida en la que se extrapolan los datos que afectan también a personas que no utilizan nada o muy poco las opciones de conectarse a Internet a través de los móviles. Si realmente vamos descendiendo en la edad del usuario el nivel de consumo va aumentando de manera casi exponencial.

Por tanto cada vez es más importante tener una tarifa amplia en relación a nuestro uso real de datos, pero, incluso, estas tarifas no siempre son suficientes en un mundo en el que cada vez utilizamos el móvil para más cosas relacionadas con la conectividad a Internet.

El problema de no llegar a fin de mes con los megas proporcionados en tu tarifa es doble, por un lado va a enlentecer posiblemente tu conectividad, y por otro lado va a encarecer la factura final por la ampliación de megas, que puede ser a través de bonos o similar.

Por ello resulta interesante tener en cuenta las opciones de ahorro existentes a tal efecto. Hoy en día los sistemas operativos de los móviles poseen herramientas que permiten potenciar el ahorro de datos, por ejemplo a través de conocer cuáles son las aplicaciones de mayor consumo y gestionar el uso de dichas aplicaciones.

También las operadoras permiten a través de aplicaciones propias conocer el consumo real de datos que llevamos y lo que nos resta para agotar la tarifa. A partir de aquí hay algunas cosas que podemos hacer personalmente para controlar el gasto de datos en nuestro móvil.

En este artículo te damos claves sobre cómo administrar las herencias digitales

AHORRO DE MEGAS EN EL MOVIL

Control de aplicaciones

Esto es lo primero que deberíamos hacer. No todas las aplicaciones poseen el mismo volumen de datos en consumo para su funcionamiento, por tanto, a través de las herramientas que nuestros móviles proporcionan deberíamos hacer un estudio de consumo por aplicación para determinar cuáles son las que más gastan.

Esto nos puede permitir hacer dos cosas, o bien buscar alternativas a las aplicaciones de mayor consumo en forma de otras aplicaciones con menor consumo de datos, o, más sencillo, bloquear el acceso a los datos de las aplicaciones y que sólo puedan conectarse a través de Wi-Fi. Esto puede ser especialmente útil en caso de descargas, actualizaciones o cuando viajamos al extranjero.

No dejar las actualizaciones de apps en automático

Por defecto los sistemas operativos en los móviles permiten que las actualizaciones de las aplicaciones, y las propias actualizaciones del sistema, se realicen de manera automática. Esto implica que estemos donde estemos si una aplicación necesita actualizarse lo hará y se conectará a la red para ello a través de nuestros datos móviles.

Obviamente el nivel de consumo se dispara en las actualizaciones de aplicaciones pesadas, por ello, la opción de actualizar sólo con Wi-Fi es otra manera muy interesante de ahorrar datos. Tanto en Android como IOS esta opción opción es posible y muy recomendable.

Controlar la actividad en segundo plano

Esta es una cuestión a la que no solemos conceder mucha importancia y que, sin embargo, también es culpable del consumo de una parte de megas importante al cabo del mes.

En los clientes de correos electrónicos o en las aplicaciones de las redes sociales la actividad se mantiene de manera constante aunque en segundo plano, pudiendo de este modo mostrar las notificaciones de actividad o mensajes. Obviando aquellas utilizaciones estrictamente necesarias, el correo electrónico lo puede llegar a ser o también en determinados casos las redes sociales, resulta interesante controlar las aplicaciones que funcionan en segundo plano.

Esto, que se puede realizar desde los ajustes del sistema operativo de tu móvil, puede ser perfectamente cambiante y regularse en función de la necesidad real. Por ejemplo, es posible que durante el fin de semana no necesites la actividad en segundo plano de tu correo electrónico pero si la de una red social de comunicación, y viceversa durante la semana.

Controlar el consumo de las actividades en segundo plano puede también ahorrar un buen puñado de megas al cabo del mes.

Descubre aquí cinco mitos sobre el ahorro en el hogar

COMO AHORRAR DATOS EN EL MOVIL

Vídeos los justos

La visualización de vídeos en Internet es uno de los mayores gastos de datos en nuestros móviles. Si esto se produce de manera voluntaria, es decir, controlando lo que vemos a elección personal puede  entenderse ya que cada uno utiliza sus datos como prefiere, sin embargo, no hay que olvidar que redes sociales como Facebook y Twitter mantienen la opción de reproducción de vídeo automática por defecto. Esto puede traducirse en un consumo no deseado muy elevado.

Afortunadamente las dos redes sociales, a través de sus apartados de configuración, permiten desactivar la reproducción automática de los videos. De esta manera los videos en estas redes sociales los veremos sólo cuando deseemos y no se reproducían automáticamente consumiendo datos innecesarios.

WhatsApp y los vídeos y fotografías

Aquí ocurre algo parecido al anterior pero con el agravante de que este sistema de mensajería nos hace participar en múltiples grupos con lo cual se multiplica el impacto de las imágenes y los vídeos recibidos.

También aquí podemos desde los ajustes elegir qué queremos hacer con los diferentes elementos, videos, audio, imágenes y documentos. Podremos elegir no descargarlos de manera automática nunca, descargarlos sólo cuando el Wi-Fi o descargarlos tanto con Wi-Fi como con datos móviles.

Aprende a conocer lo que tienes en el móvil

Esto puede parecer una tontería pero realmente no lo es. En muchas ocasiones descargamos aplicaciones que no utilizamos o que utilizamos de manera esporádica, aplicaciones que no llegamos a investigar o estudiar tan profundo como las más utilizadas.

Debido a ello podemos estar perfectamente pasando por alto opciones para gastar menos datos que son muy interesantes, por ejemplo, la posibilidad de Spotify de reducir la calidad del streaming para gastar menos datos, o la posibilidad de DropBox de activar la copia de seguridad sólo cuando existe conexión Wi-Fi disponible. Estas son sólo dos opciones disponibles entre muchas más que las diferentes aplicaciones poseen y a las que no siempre prestamos la atención debida para el ahorro de datos.

Por último, no debemos olvidar el crecimiento de las aplicaciones que buscan la compresión de datos previa a la llegada de estos al dispositivo para evitar que la transferencia de datos gaste los megas habituales. Ya existen algunas opciones en este sentido, y, parece que es una de las herramientas del futuro modelo de ahorro de datos en los móviles.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *