Publicidad

Comprar juguetes, ¿y por qué no alquilarlos?

Todos los padres y madres sabemos lo que puede llegar a suponer invertir en la compra de juguetes con los que, unos días después los niños no juegan. Es un gasto serio, pero, sin embargo parece ineludible en buena medida. Pero hay alternativas; resulta interesante explorar la oferta de la empresa Pley que se dedica a alquilar pack de Lego, tanto por lo que significan sí misma como por la vía que abre; el alquiler de juguetes.

 Se trata como indicábamos de un proyecto muy interesante, que proporciona variables que van más allá del propio hecho del alquiler de un conjunto Lego, aunque este sea el servicio inicial por el que la empresa se ha destacado durante los últimos meses.

pley-lego-rental

¿Quieres saber lo que ahorrar eliminando malos habitos? en este post te lo mostramos

La compañía,que tiene su sede en Santa Clara, California, basa también buena parte de su concepto inicial en el hecho de incorporar elementos educativos dentro de los servicios, y realmente estos elementos educativos vienen ya de serie en el propio ADN de la oferta; los niños necesariamente han de aprender a compartir, saben que van a tener que desprenderse en un momento determinado de los Lego que irán a parar a manos de otros niños, fomentando algo muy importante habida cuenta de un modelo de juego infantil cada vez menos compartido y más tendente a lo individual.

Desde el punto de vista del negocio, la empresa fue lanzada en el año 2013 y realmente supone simplemente la adaptación de los sistemas de alquiler de objetos que se ha extendido a lo largo del tiempo, en el fondo, tiene también mucho que ver con un modelo de vida que al menos en el caso de Estados Unidos está alcanzando importantes niveles de aceptación, lo que se ha venido denominar como minimalismo donde la gente elige tener menos posesiones para, o bien trabajar menos tiempo o bien destinar el dinero en actividades o experiencias pero no en objetos.

Cómo funciona

lego-star-wars-super-star-destroyer-executor-6Los servicios son variados e incluso ofrecen la posibilidad de alquileres de larga duración, por ejemplo, los precios para un conjunto pequeño serían de $15 mensuales, para un conjunto mediano de $25 mensuales y para los conjuntos más grandes de $39 mensuales.

Si tomamos por ejemplo este último precio como referencia, veremos que en el mercado estadounidense los conjuntos más grandes de Lego alcanzan un precio de $400, es decir, el alquiler mensual del mismo conjunto escasamente cuesta un 10% del precio total del juego. Realmente, como juego, Lego puede resultar caro en adquisicion ya que las piezas no son precisamente baratas, por ello, poder utilizarlo bajo demanda a precios reducidos está logrando un éxito poco previsto pero no extraño.

El servicio admite la pérdida de hasta 15 piezas, aunque, según el CEO de la compañía la media de pérdidas por grupos establece en tres piezas. Aquí es donde se establece la única limitación, ya que las piezas que se han perdido no pueden pesar más de 10 g, si se devolviera el conjunto con una pérdida superior a ese peso (que es equivalente a entre siete y quince piezas) el cliente debería hacerse cargo del 40% del coste del conjunto.

La empresa se muestra tremendamente escrupulosa en la limpieza de los conjuntos, que se realiza mediante procesos ecológicos que cumplen con las normativas vigentes en el país para restaurantes, es decir, al máximo nivel de higiene garantizando la desaparición prácticamente del 100% de los árboles y bacterias que pudieran contener las piezas para su uso.

¿Por qué es una gran idea?

En este caso, en un país como Estados Unidos donde Lego es un modelo de juguete de referencia, tiene desde luego mucho sentido que esta franquicia se encuentre funcionando. Sin embargo, lo interesante además del propio negocio ya analizado, es el concepto. Partiendo de la base de ahorrar en gastos para utilizar ese ahorro como al usuario le venga en gana, incluso trabajando menos para compensar la diferencia, se están generando un buen número de negocios destinados a proveer de objetos desposeyendo de ellos la obligación de compra, y mostrando los como asequibles para disfrutar en periodos determinados.

Esto, cada vez en mayor medida va a ser una línea de apertura de negocios sin duda importante. Cada vez son más las personas que adoptan conceptos minimalistas de vida en los que poseer objetos que se utiliza tan sólo de vez en cuando, y que por supuesto no se rentabilizan realmente, no les parece una buena idea y prefieren opciones abiertas como está que Pley ofrece con Lego.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *