¿Qué cantidad debo ahorrar? ¿Cómo hago...

Cómo vivir sin gastar dinero...

Electrodomésticos con tara, un gran ahorr...

Cosas que tienes en casa y que valen más ...

Cómo hacer un presupuesto cuando tus ingr...

Aprende a ahorrar: Los peligros de la financiación

| 18/07/2013 | 2 Comentarios

F21Al comprar un coche nuevo, unas vacaciones o los muebles del salón, es costumbre pedir un crédito o buscar algún tipo de financiación especial para poder pagarlo poco a poco. Este es el error típico que se hace pensando que se está ahorrando, ya que la sensación al hacer pequeños pagos cada mes es de que nos cuesta menos. ¿Cuántas veces habremos oído la frase “No puedo permitirme pagar 4,000 euros, pero si 200 al mes”?

Bien, lo cierto es que al pagar 200 al mes,  cuando terminemos con la financiación habremos pagado muchísimo más que los 4,000 euros que costaba el producto en principio. Los intereses que acarrea el poder pagar en “cómodos plazos” encarece innecesariamente la compra; ser pobre sale  muy caro, y se aprovechan. Por eso, lo recomendable es siempre no financiar las compras, o al menos intentar financiar el mínimo posible. Llegados a este punto, muchos diréis ahora: ¿Y de donde saco el dinero para pagarlo de una?

Sólo se necesita un poco de anticipación y ahorrar el dinero antes de hacer la compra; en definitiva, programar la compra. O si lo necesitamos de hoy para hoy, haber ahorrado antes. Suena evidente y difícil de conseguir al mismo tiempo, casi como un insulto para el lector. Pero si no se corta la tendencia de financiar las compras y se empieza a ahorrar, sin darnos cuenta estamos hipotecándonos el futuro, porque siempre estaremos en una situación en la que nuestros ahorros serán cero, ya que nos lo estamos gastando todo en intereses. Entonces, ¿Cómo podemos ahorrar tanto dinero?

El preahorro es la respuesta. Esto consiste en destinar una parte del sueldo a ahorro nada más recibir el salario, antes de hacer frente a todos los pagos. La idea es transferir a una cuenta de ahorro una parte del sueldo nada más cobrarlo; después pagar las deudas y gastos y vivir con lo que sobre. Una muy buena forma es pedir al banco que te retenga la parte del sueldo que tu decidas conforme entra en tu cuenta corriente, así te aseguras ahorrar algo todos los meses e intentar vivir con lo que resta. De esta manera, el dinero nunca llega a entrar en tu bolsillo y no existe la tentación de gastarlo.

 

OTROS TRUCOS PARA APRENDER A AHORRAR:

Aprende a ahorrar: el preahorro

Aprende a ahorrar: ¡No a los gastos fijos!

Aprende a ahorrar: la magia del interés compuesto

Aprende a ahorrar: genera ingresos pasivos

 

Tags:

Categoría: Ahorro, Aprende a ahorrar

Deja un comentario


Logo FinancialRed