Cómo vivir sin gastar dinero...

Electrodomésticos con tara, un gran ahorr...

Cosas que tienes en casa y que valen más ...

Cómo hacer un presupuesto cuando tus ingr...

Consejos para ahorrar después de las vaca...

Cómo ahorrar con la colada

| 13/09/2011 | 1 Comentario

El dinero que nos gastamos al realizar la colada en nuestro domicilio es un dinero que no percibimos como gasto porque no lo tenemos debidamente desglosado. El agua y la electricidad vienen como parte de la factura general, y el detergente y lejía como parte del gasto de abastecimiento del hogar, con lo que nunca apreciamos el dinero que realmente nos cuesta el conseguir lavar nuestra ropa de manera eficiente, pero, aunque no te lo creas hay un amplio margen para conseguir ahorrar un buen dinero.

Todo es cuestión de realizar la colada de la manera más óptima posible, utilizando el sentido común, que rara vez es el más común de los sentidos, tratando de conseguir lavar más con menos, haciendo que cada gota de agua, cada instante de electricidad, o cada gramo de detergente o suavizante sea utilizado de manera óptima, logrando así ahorrar un dinero que poco a poco iremos notando a final de mes en nuestras facturas mensuales.

Por ello, vamos a ver pequeños consejos para conseguir ahorrar en nuestras facturas y que la colada no se convierta en una pesadilla económica:

1. Evita las fugas: Las fugas de agua y los pequeños goteos pueden ser una fuente importante de ineficiencia si no se tiene el suficiente cuidado de evitarlos. Da la sensación de que son inapreciables, pero lo cierto es que gota a gota acaban acumulando una buena cantidad, por no decir la pérdida de calidad del lavado.

2. Limpia los filtros: Los filtros, tanto de la lavadora como de la secadora son fundamentales para un buen funcionamiento de estos electrodomésticos, de manera que a mayor suciedad más les cuesta funcionar y por tanto consumen más energía, exceso que irá directamente a tu factura mensual y tendrás que pagar sin darte cuenta de la razón.

3. Llena la lavadora: Nunca uses la lavadora a medias, es un gasto innecesario de agua y de electricidad. Pase lo que pase intenta llenarla siempre, pero si llega un momento en el que no tienes otra alternativa más que ponerla, si no está llena utiliza un ciclo rápido, no te vayas a los ciclos más largos porque te generarán una pérdida importante de dinero y de recursos.

4. Electrodomésticos eficientes: Aprovecha una de las campañas de renovación de electrodomésticos de tu ayuntamiento o de tu Comunidad Autónoma. Cada poco tiempo todas ofrecen uno, así que aguarda a que te llegue para proceder al cambio. Aunque la lavadora o la secadora que tengas esté todavía funcionando, te interesa cambiar a un electrodoméstico más moderno, más eficiente y que no malgaste tu tiempo ni tu dinero.

5. Evita poner la secadora: Siempre que puedas evita poner la secadora, porque es un gasto adicional que puedes ahorrarte. En España tenemos la suerte de tener un tiempo metereológico agradable, y en verano la opción de tender fuera de nuestras casas, mientras que en invierno siempre nos podemos aprovechar de la calefacción sin que incurramos en un gasto mayor pero sí teniendo la ropa seca como nos gusta y lista para llevar.

Categoría: Ahorro

Deja un comentario


Logo FinancialRed