Publicidad

Cómo ahorrar en el blanqueo de tus dientes

Vivimos en la sociedad de la imagen, en la que la imagen que proyectamos al resto de personas es fundamental, y una de las cuestiones esenciales es el color de los dientes, por ello todos intentamos tener nuestros dientes lo más blanco posibles, para poder sonreír con tranquilidad. Sin embargo, para ello tenemos que realizar un gasto importante en dentríficos específicos y en dentistas que realizan blanqueamiento dental, lo que puede afectar a los presupuestos familiares. Por ello veremos la mejor forma de ahorrar en el blanqueo de tus dientes.

¿Cómo ahorrar en el blanqueo de tus dientes?

La mejor forma de hacerlo es utilizar bicarbonato. Para ello, diluye bicarbonato en un vaso de agua y haz gárgaras una o dos veces al día, lo ideal es justo después del cepillado. A veces te costará acostumbrarte al extraño sabor que te deja el bicarbonato, pero con el tiempo te acostumbrarás, y ya verás como el color de tus dientes se va recuperando con una rapidez asombrosa.

De esa forma tendrás unos dientes blancos a un precio realmente económico, con lo que tu bolsillo saldrá ganando y podrás lucir la sonrisa más blanca sin tener que gastarte mucho dinero para ello.

Además, el bicarbonato tiene otras indicaciones que te ayudarán, como la mejora de tus funcionamientos estomacales e instentinales, que te harán sentirte mejor en tu día a día.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *