Consejos de ahorro para los que gastan má...

Por qué elegir la cuenta Coinc...

Cómo hacer un presupuesto cuando tus ingr...

12 cosas que seguramente no vuelvas a usa...

Fideliza tus clientes de manera profesiona...

Cómo ahorrar mientras conducimos

| 18/02/2011 | 1 Comentario

Si vivimos en una gran ciudad nos pasamos gran parte de nuestro tiempo conduciendo, para ir al trabajo, para volver al trabajo, para llevar a los niños al colegio, para ir a recogerlos, para ir al centro comercial, para volver, para ir a comer a casa de la suegra, etc., un tiempo en el que estamos permanentemente gastando, por lo que es de vital importancia conocer algún truco para ahorrar mientras conducimos.

¿Cómo ahorrar mientras conducimos?

1. Distancia de seguridad: Si mantenemos una buena distancia de seguridad con el coche delante del nuestro, mantendremos una velocidad estable, sin frenazos ni acelerones, ahorrando combustible.

2. Utilizar el freno motor: Reduciendo las marchas progresivamente, conseguiremos reducir también el consumo de gasolina.

3. No utilizar el punto muerto: El punto muerto no ahorra combustible, a pesar de lo que se pueda pensar. Se gasta mucha menos gasolina con una marcha metida y el embrague pisado. Este consejo es de gran importancia para los ingentes atascos de las grandes ciudades, en los que los conductores tienden a mantener el punto muerto, lo cuál es claramente contraproducente.

4. Revoluciones: Conducir siempre por debajo de las 2.000 revoluciones. Para ello es bueno no conducir a grandes velocidades, y siempre cambiar la marcha a la inmediatamente superior en cuando nos acerquemos a esas 2.000 revoluciones, que debe de ser el límite de una marcha.

5. Conducir más despacio: En general, conducir más despacio y a una velocidad estable. Es la mejor forma de ahorrar combustible.

Tags: ,

Categoría: Ahorro, ahorro combustible

Comentarioss (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Fernando dice:

    Con todos mis respetos, pero no estoy de acuerdo con el apartado de revoluciones. En todos los medios de comunicación se indica reducir drásticamante la velocidad, hasta 30 Km/h en circulación vial, y las revoluciones del coche. La baja velocidad no reduce consumo, y ningún medio ha demostrado que sea cierto lo que dicen, y las bajas revoluciones tampoco. Os propongo que pongáis todos los que comentáis estas ‘recomendaciones’ los controles de consumo de vuestros vehículos, y practiquéis lo que comunicáis, a ver qué indican dichos controles.

    Los fabricantes realizan unas fichas de vehículo con los datos de consumo y par motor, y son esos parámetros los que hay que aprender a manejar en nuestros vehículos para poder adecuar nuestra marcha a la velocidad legal y reducir el consumo sin que sufran las mecánicas de los coches. También es cierto que según estos datos mecánicos es difícil cruzar una ciudad a 30 Km/h por debajo de 2000 rpm, con consumos por debajo de 5l. y sin reventar al motor o radiador del coche.

Deja un comentario


Logo FinancialRed