Publicidad

¿Cómo son los productos de ahorro que no exigen permanencia?

La vinculación se ha convertido en una de las claves con las que las entidades financieras tratan de relacionarse con el usuario. Es comprensible, ya que agrupar el mayor número de productos en una única entidad genera para esa entidad mayores ingresos. Sin embargo los usuarios pueden no tenerlo tan claro, y en cuestiones como el ahorro se trata de buscar a veces productos que no exijan permanencia o vinculación.

Y ya vamos adelantando que esto es muy complejo, y que además se reduce a una o dos familias de productos casi exclusivamente.

caja fuerte

En principio debemos descartar todos aquellos productos de ahorro a plazo ya que efectivamente poseen un periodo de permanencia, en este caso no obligado por la contratación pero si por la propia característica del producto, si entendemos que quien trata de eludir la permanencia lo hace porque necesita liquidez o por lo menos necesita tener la tranquilidad de la disponibilidad, obviamente estos productos no están en línea.

Salvo algunos casos excepcionales, donde los rescates no van a suponer grandes penalizaciones, tampoco vamos a encontrar en los seguros de ahorro una opción atractiva en este sentido, y desde luego ni mucho menos en los planes de pensiones.

Por tanto esto queda limitado en principio a aquellos productos que puedan ofrecer liquidez, realmente quitando las cuentas, poco más vamos a encontrar.

Sin embargo, tampoco hay muchas alegrías. Por un lado las cuentas remuneradas han caído en picado en su rentabilidades, productos que hasta no hace mucho ofrecían remuneraciones por encima del 3%, se encuentran hoy más cerca del 1% que del 2%, lo que en una situación normal de inflación supondría no batir siquiera la inflación, algo que puede ser que este año se libre por el proceso de desinflación, pero que a medio plazo puede resultar insostenible.

Tampoco se vislumbran grandes esperanzas para este tipo de ahorrador que busca la movilidad del dinero sin asumir el riesgo, el nuevo modelo de ahorro que el gobierno lanza junto a la reforma fiscal, el tan traído y llevado plan de ahorro cinco, no es desde luego un producto adecuado para quien busca no tener que aferrarse una permanencia, todo lo contrario, precisamente se trata de un producto que va a beneficiar a quién inmoviliza el capital en la entidad.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *