Por qué elegir la cuenta Coinc...

Cómo hacer un presupuesto cuando tus ingr...

12 cosas que seguramente no vuelvas a usa...

Fideliza tus clientes de manera profesiona...

Los Trasteros De Alquiler, solución a tus...

Cómo utilizar los PIAS para nuestro ahorro diario

| 18/03/2014 | 0 Comentarios

Todos hemos oído hablar de los PIAS pero no todos conocemos lo que realmente significan y las ventajas que nos ofrecen. Los Planes Individuales de Ahorro Sistemático son toda una innovación en cuanto a planes de jubilación y seguros de vida se refiere. No sólo se trata de un seguro de vida de carácter vitalicio sino que ofrece una interesante rentabilidad financiero-fiscal para los ahorros del cliente.

ahorro

Los PIAS están pensados para ahorrar a medio y largo plazo sin riesgo y con rentabilidades parecidas a las de los depósitos. Pero con unas garantías diferentes para nuestro ahorro: beneficios fiscales, liquidez y seguridad.

En primer lugar y al ser considerados un plan de ahorro a largo plazo, pasados los 10 años desde la primera aportación, quedan exentos de tributación. Así lo argumentan desde UNESPA (Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras):”La rentabilidad que hayan generado hasta el momento en el que se empieza a cobrar como una prestación no tributa IRPF porque se entiende que es una ayuda a la pensión pública”.

Por otra parte, la rentabilidad que generan los PIAS es otra cara agradable que ven los clientes en estos planes. Puede oscilar entre el 3% y el 5% TAE, según se trate de una rentabilidad fija o más variable.

Pero, lo que más confianza inspira a los clientes de los PIAS es su ahorro diario. Todas las facilidades que otorgan estos seguros de vida y la transparencia con la que se acercan al cliente hacen que cada vez sean más los que inviertan en este producto. Ya no sólo hablamos del cliente conservador de entre unos 40 y 50 años que no arriesga, sino que los más jóvenes se empiezan a animar e invierten en ello.

El ahorro diario es lo que afianza clientes y se encuentra, entre otros aspectos, en las aportaciones. Es el cliente el que decide, según sus posibilidades o necesidades, cuánto y cuándo invertir. Las aportaciones pueden ser únicas o mensuales, desde 6 euros al mes hasta el máximo de 8000 euros anuales y 240.000 en la totalidad del plan.

El cliente también puede modificar sus aportaciones así como disponer de su dinero líquido cuando lo desee, de forma total o parcial y sin ningún tipo de penalización.

Todo en conjunto lo convierten en un producto de ahorro a medio y largo plazo muy interesante pero con la liquidez de un producto a corto plazo, que lo hace verdaderamente cómodo y accesible.

Un producto atractivo, rentable y ahorrativo que además proporciona al cliente una enorme seguridad respaldada por el Consorcio de Compensación de Seguros, ya que en caso de quiebra, se recuperaría el 100% de la inversión.

Categoría: Ahorro

Deja un comentario


Logo FinancialRed