Por qué elegir la cuenta Coinc...

Cómo hacer un presupuesto cuando tus ingr...

12 cosas que seguramente no vuelvas a usa...

Fideliza tus clientes de manera profesiona...

Los Trasteros De Alquiler, solución a tus...

Consejos de Ahorro de Gas: la cocina

| 07/10/2016 | 1 Comentario

El uso de energía en la cocina es una de las mayores contribuciones al gasto dentro de los recibos comunes del hogar. Dentro de este gasto, el destinado a cocinar sea cual sea la energía utilizada, no es de los menores. Vamos a ver a continuación algunas ideas, consejos y pistas para poder aplicar de manera correcta el ahorro de gas en la cocina.

AHORRO DE GAS EN LA COCINA

Más adelante veremos una comparativa sobre pros y contras de diferentes opciones de energía para cocinar y ahorrar, sin embargo, desde el punto de vista del consumo se da por buena la teoría que mantiene que la energía más económica (salvando otras opciones tradicionales o más sostenibles) es el gas y dentro de éste el gas natural. Sin embargo, este hecho no implica necesariamente que por tener gas en nuestra cocina estemos directamente realizando todo lo que podríamos hacer para mejorar el consumo de esta fuente de energía.

Poner en práctica consejos de ahorro de gas  al cocinar puede suponer una diferencia dentro un 20% y un 40% respecto al consumo no controlado. Veremos a continuación porque.

En este artículo encontrarás más ideas para ahorrar gas en casa.

Ahorro de gas en la cocina ¿por qué ponerlo en práctica?

Cuando nos decidimos a comprar un electrodoméstico u otro hay varias cuestiones que obviamente debemos tener en cuenta, el precio sin duda es una de ellas pero, en los últimos años hemos aprendido algunas lecciones importantes que hacen que, si bien el precio sea una clave a tener en cuenta, no tenga por qué ser determinante necesariamente.

Dentro de estas claves destacaríamos al menos tres cuestiones básicas:

  • La eficiencia de los electrodomésticos: esto es básico ya que a mayor nivel de eficiencia menor nivel de gasto, y estos algo que no siempre tenemos en cuenta.
  • El estudio a medio plazo de costes/amortización: directamente relacionado con lo anterior ya que, efectivamente, una inversión más barata puede resultar más cara a medio plazo si el rendimiento del electrodoméstico o del producto que sea obliga a un mayor consumo un mayor deterioro.
  • Una elección de electrodoméstico o instalación realista: esta es otra cuestión que no siempre valoramos de manera profunda, dejándonos llevar más por cuestiones estéticas o simplemente económicas cuando, tal vez, sea más importante (y adecuado nuestro bolsillo) tener en cuenta la composición familiar, el nivel de uso de la cocina en este caso etc.

Consulta en este post Cuatro ideas para reducir el gasto en el uso de los electrodomésticos

Diferencias entre cocina de gas y otras opciones

INSTALACIÓN

VENTAJAS

INCOVENIENTES

Placas inducción

  • Rápidas
  • Seguras
  • Bajo consumo
  • Caras
  • No para todos recipientes cocina

Placas vitroceramica

  • Económicas
  • Para todos recipientes
  • Limpieza media
  • Lentas
  • Alto consumo

Cocina de gas

  • Velocidad media
  • Menor consumo
  • Económicas
  • Limpieza más lenta
  • Mayor necesidad control

 

Por otro lado desde el punto de vista del ahorro es evidente que tenemos que hacer caso a dos cuestiones básicas, por un lado el coste que la energía elegida supone y por otro lado el coste de la instalación.

En este caso sobre el papel del costes del gas es inferior al coste de la otra gran fuente de energía en las cocinas como es la electricidad, sin embargo, hay que tener en cuenta como hemos visto en el cuadro anterior, que por ejemplo las modernas placas de inducción consiguen un nivel de eficiencia muy elevado que reduce el nivel de consumo a cambio además de mucha rapidez y eficacia a la hora de cocinar, pero, en este caso el coste medio de este tipo de instalaciones en relación al coste medio de una cocina de gas suele resultar superior. Como de costumbre aquí se impone hacer números a medio y largo plazo y elegir el factor económico en función de estos números si es posible.

CONSEJOS AHORRO GAS EN LA COCINA

Consejos para ahorro de gas en la cocina

El primer consejo sin duda a la hora de plantear el ahorro en la cocina de gas es previo a su uso, y tiene que ver con una buena elección de la instalación elegida. Ya hemos visto las claves básicas para esta elección, y desde luego estamos ante una decisión que va a influir mucho en el futuro consumo de gas en nuestro hogar.

Posteriormente, y como vamos a ver, existen una serie de acciones y cuidados que podemos llegar a poner en práctica y que van a servir para ese ahorro al que nos hacíamos referencia al comienzo del artículo.

Mantenimiento y control para ahorro de gas en la cocina

Cuanto más grande sea una cocina, cuanto mayor nivel de equipación incluya va a suponer dos cuestiones básicas, una va a resultar más cara en su adquisición, y, dos, va a generar mayor nivel de consumo.

Una vez elegido si deseamos horno y que tipo de horno, si va a tener una plancha integrada o no, etc., ya vamos a poder comenzar a determinar mejor el gasto energético que va a generar. Hemos insistido varias veces a lo largo del artículo, una buena elección aquí es clave.

El mantenimiento de la cocina de gas, al margen de las periódicas revisiones necesarias en esta nación, tiene mucho que ver con la limpieza. Además de mantener el mueble limpio y alejado de obstrucciones, los quemadores siempre deben ser objeto de mucha atención. Deben mantenerse limpios en todo momento y libres de partículas de hollín y grasa ya que, la acumulación de ambas, además de poder generar a la larga problemas de seguridad, genera una mala combustión y un mayor gasto energético.

Es importante tener en cuenta que no siempre estas construcciones son visibles y por tanto el mantenimiento periódico y su limpieza constante son muy importantes. Un método muy sencillo para comprobar que nuestra cocina funciona perfectamente es observar la llama de los quemadores, cuando ésta es azul estamos ante una buena combustión del gas.

IDEAS AHORRO GAS COCINA

El menaje es importante para el ahorro de gas en la cocina

Hay mucho que hablar del menaje de cocina como elemento fundamental si pretendemos buscar ahorro en consumo de gas.

Vamos a dar un repaso a los principales materiales presentes en los homenajes de cocina y su respuesta ante el calor del gas.

  • Aluminio: es probablemente uno de los menos recomendables y de hecho ya se encuentra prohibido en numerosos ámbitos, este material se utiliza fundamentalmente en combinación con otros para determinar las bases de cazuelas y ollas. No resulta una buena elección generalmente a un pesar de ser un buen difusor del calor.
  • Hierro fundido: Este es sin duda un elemento clásico dentro de la cocina de toda la vida, ya que las sartenes y las ollas de hierro fundido son instrumentos para cocinar presentes a lo largo de la historia y con un rendimiento verdaderamente bueno. Eso sí, debemos tener en cuenta que aun siendo un gran conductor de calor, este material genera un proceso más lento de difusión de la temperatura por lo que necesita mayores periodos de uso (y mayor nivel de consumo).
  • Acero inoxidable: en la actualidad probablemente el más extendido y probablemente también el más útil cuando nos planteamos ahorrar. Permite una cocina relativamente rápida, es muy sencillo para su limpieza, y además no presenta problemas a largo plazo de corrosión. De hecho estaríamos en principio ante el mejor modelo en lo que a ahorro se refiere sin embargo, es conveniente que tengamos en cuenta que debe ser cuidado de manera constante evitando problemas fundamentalmente en sus bases que se construyen con diferentes aleaciones incluyendo otros materiales como cobre y aluminio.

COMO AHORRAR GAS EN LA COCINAAdemás de los anteriores por supuesto podríamos incluir otros materiales como el barro, perfecto para la cocina lenta pero tal vez no tan adecuado para plantear un ahorro, o los nuevos materiales como por ejemplo la esteatita ya presente en un buen número de menaje de cocina y que permite una excelente relación entre velocidad y difusión del calor, además de un impacto medioambiental bajo, siendo probablemente una buena opción aunque aquí el precio es aún un elemento a tener muy en cuenta.

Visto lo anterior es evidente que existen materiales que aportan un mayor nivel de ahorro sobre otros, y por tanto, esto es ya otro motivo importante para poder generar.

 Siguiendo con el menaje y su elección, a la hora de cocinar es importante elegir bien el tipo de cazuela, olla o sartén. Debemos darnos cuenta que elegir una olla demasiado grande para cocinar un alimento significa mayor necesidad de energía para calentar dicha olla con lo cual estamos realizando un gasto innecesario, por otro lado, también debemos intentar ajustar el tamaño del fondo del utensilio al diámetro del fuego en la medida de lo posible, no se hacen diferentes tamaños por casualidad, y colocar por ejemplo una sartén grande sobre un quemador pequeño supone un sobre esfuerzo de este para calentar la sartén.

 Más tips para el ahorro de gas en la cocina

Otra buena idea a la hora de tratar de ahorrar gas al cocinar es el uso de las ollas a presión. Esto es discutible desde luego desde el punto de vista culinario ya que hay personas a las que no les gusta este tipo de cocción, sin embargo no es discutible desde el punto de vista del consumo energético ya que la olla a presión puede crear un nivel de ahorro muy notable con respecto a cocinar el mismo alimento a fuego lento.

Siguiendo lo anterior, y cuando no deseamos utilizar la olla a presión, cocinar con las ollas tapadas (y las sartenes) durante los procesos de cocción además de ayudar a una mejor distribución del calor también ayuda a una cocción más rápida y por tanto sirve para esta idea de mejorar el consumo para reducir el gasto de gas en la cocina.

Una cosa que no solemos tener muy en cuenta es el control de los niveles de temperatura que nos permiten las cocinas en general y las cocinas de gas en particular. No todos los procesos de cocción o de preparación de alimentos requieren de las mismas temperaturas y por tanto distribuir bien estos procesos y estos periodos en los que mantenemos un mayor nivel de consumo en mayor nivel de potencia, es otro elemento a tener en cuenta para ahorrar gas en la cocina.

Podríamos añadir otras cuestiones como no utilizar la cocina para calentar grandes cantidades de agua a no ser que sea necesario, procurar descongelar por otros métodos y utilizar sólo el fuego en caso de necesidad, pero realmente estos ya son elementos menores. Con los consejos anteriores si podemos llegar a obtener un ahorro verdaderamente sensible.

Tags: , , ,

Categoría: Ahorro

Deja un comentario


Logo FinancialRed