Cómo vivir sin gastar dinero...

Electrodomésticos con tara, un gran ahorr...

Cosas que tienes en casa y que valen más ...

Cómo hacer un presupuesto cuando tus ingr...

Consejos para ahorrar después de las vaca...

Cosas que sí puedo hacer para ahorrar combustible

| 06/07/2016 | 2 Comentarios

Coincidimos que, hoy por hoy, gracias  las diferentes ofertas de combustible y la competencia entre distribuidores, el ahorro de dinero que se puede lograr al llenar el depósito es notable. Sin embargo, además de efectivamente buscar y comprar el combustible más barato, existen otras cuestiones a las que podemos prestar atención y que sí están en nuestra mano a la hora de plantearnos el ahorro de combustible.

gasolina-coche

No vamos a detenernos mucho, porque resulta obvio, en la justificación del motivo de la búsqueda de ahorro en el precio del combustible, todo lo que sea mejorar nuestra economía doméstica siempre es bienvenido, y, en este caso el ahorro puede ser muy importante.

Consejos de ahorro para los que gastan más de lo que piensan gastar

Las medidas preventivas

Es muy probable, dependiendo de los tramos de edad y el perfil de usuario tremendamente probable, que si nos encontramos en disposición de adquirir un nuevo automóvil haya una diferencia grande (no sólo de precio)  del automóvil que deseamos y el vehículo que nos conviene realmente.

Si siempre ha sido interesante (necesario) detenerse a pensar seriamente el modelo de vehículo que deseamos adquirir desde la perspectiva del uso real que le vamos a dar, incluyendo por supuesto kilometraje, consumo, devaluación de precio, etc, en este caso todo esto se convierte simplemente en imprescindible.

A la hora de realizar este estudio podemos utilizar herramientas  como por ejemplo las aplicaciones para calcular el coste por kilómetro de un vehículo.

Cuatro claves básicas para ahorrar combustible

  • Prestar siempre atención al mantenimiento de tu vehículo, el buen estado de tu coche es una garantía de menor consumo de combustible.
  • Los neumáticos son una parte muy importante si queremos ahorrar combustible. Independientemente incluso del mantenimiento general del vehículo. Neumáticos con presión inadecuada o muy desgastados multiplican el consumo de combustible de tu vehículo.
  •  La conducción eficiente es una de las mejores ideas que puedes poner en práctica para tratar de ahorrar combustible.
  • El uso del aire acondicionado suele ser, más en verano, generador de aumento de consumo de combustible. Un buen uso de este elemento ayuda en épocas como la estival a controlar el gasto en la gasolinera.

Cómo hacer un presupuesto cuando tus ingresos no son fijos

 

En el garaje

No estamos hablando de una cuestión baladí, existen diferentes estudios que sitúan el sobrecoste de los vehículos  mal gestionados en cuanto a puesta a punto y mantenimiento por encima de los 1000 € anuales, sin duda una cifra como para pensar en mejorar esta cuestión.

No sólo cuestiones como la puesta a punto del motor resultan fundamentales e influyen en el consumo, otros elementos que a veces  se tienen menos en cuenta resultan igualmente costosos y aumentan el citado consumo de combustible, cuestiones como la propia presión de los neumáticos (que puede generar más del 5% de exceso de consumo de combustible)  el uso excesivo de determinados climatizadores, o los excesos de carga en el vehículo, son cuestiones a revisar también junto a la citada puesta a punto.

En este apartado y uniendo todos los elementos que pueden incluirse en el ahorro realmente puede llegar a ser notable cómo indicábamos anteriormente.

 On the road

La conducción eficiente  es una de esas cuestiones sobre la que especialistas, usuarios, prensa, y en definitiva todas las partes que pueden intervenir a la hora de analizar algo como este concepto, no acabamos de ponernos del todo de acuerdo.

Pero no porque no se tenga claro que efectivamente un modelo de  conducción eficiente genera tanto un ahorro notable sobre el gasto de combustible como menos nivel de daño medioambiental, sino porque existen diferentes versiones de los elementos que conforman la conducción eficiente.

En lo que parece todo el mundo se pone de acuerdo es en que nos podemos encontrar ante ahorros que pueden superar incluso los 400 € anuales de adoptar una política de conducción eficiente, asimismo, algunos elementos que es evidente influyen en este modelo de conducción son los siguientes; evitar los acelerones, utilizar las marchas largas y no revolucionar en exceso el motor, conducir con ritmos fluidos, utilizar la propia inercia de los vehículos a través del freno motor a la hora de la frenada, obviamente y tras todo lo anterior, moderar la velocidad, y una de esas cuestiones que se nos olvida con frecuencia, apagar el motor en paradas superiores al minuto o minuto y medio.

ahorrar combustible

Dime como conduces y te diré si puedes ahorrar combustible

Es evidente que nuestra manera de conducir influye en el consumo de combustible. Pero, probablemente no conservemos toda la importancia que tiene al derroche que suponen los malos hábitos de conducción.

Probablemente, si el usuario pudiera visualizar el dinero que con otro modelo de conducción podría ahorrar aplicabilidad de inmediato muchas de las acciones que integran la llamada conducción eficiente. La diferencia del gasto es mucha, si a esto le sumamos que generalmente son consejos que van a aumentar nuestro grado de seguridad parece evidente que adoptar la conducción eficiente es una buena idea.

El principio básico cuando arrancamos nuestro vehículo es procurar no pisar el acelerador, y desde luego en todo caso, no dar acelerones. Por otro lado se suele recomendar iniciar la marcha de manera prácticamente inmediata al arranque, esperando todo caso unos segundos en los motores turbo alimentados. Los primeros metros de recorrido del vehículo se recomienda utilizar la primera marcha pero cambiar lo más rápidamente posible a la segunda.

Una vez en marcha es especialmente importante aprovechar al máximo los rangos de revoluciones en los vehículos. Este aspecto no está exento de controversia ya que no todos los especialistas se ponen de acuerdo sobre cuál es el punto de revoluciones adecuado para el cambio de marcha, y, además, aquí el tipo de vehículo, incluso el modelo del vehículo, influyen mucho.

Para un vehículo de gasolina con una media aceptable podría ser realizar cambios de marcha en torno a las 2000 revoluciones por minuto, mientras que en el caso de los vehículos diesel reducir esto hasta las 1500 revoluciones por minuto, si bien es cierto que los nuevos motores diesel permiten un trato más agresivo en las revoluciones que antes.

Desde luego cuando hablamos de conducción eficiente y ahorro de combustible la recomendación de utilizar marchas largas y revoluciones bajas suele estar presente. No sólo desde el punto de vista del control de las revoluciones, incluso, desde buscar una mayor eficacia en los propios pedales de los vehículos: se da por bueno que el uso más eficaz de un acelerador es el que tiene el recorrido entre el 50% y el 70% del total que alcanza: es decir olvidamos de aquello de pisar a fondo.

Es muy complicado cuantificar de manera exacta lo que este tipo de modelo de conducción puede suponer para nuestro bolsillo, pero, estamos hablando de un ahorro más que importante que, en el caso de aquellas personas con estilos de conducción diametralmente opuestos, pudiera suponer consumir al menos un 30% menos de combustible, esto significa un gasto de un 30% menos en este concepto, sin duda una alegría para nuestras finanzas personales.

COMO AHORRAR COMBUSTIBLE

Más consejos de conducción eficiente y ahorro de combustible

Más adelante veremos algunas ideas controvertidas o algunas afirmaciones realmente peregrinas, ya que, también en el ahorro de combustible existen sin duda leyendas urbanas. Sin embargo, además de lo anterior existen algunos consejos que podemos aplicar a nuestra manera de conducir y que van a contribuir a mejorar el consumo del vehículo reduciéndolo.

Por ejemplo mantener una velocidad de circulación fluida y uniforme es una buena idea ya que no genera saltos de consumo en el vehículo, a lo anterior podríamos sumar por ejemplo realizar el frenado de manera suave con el propio pedal del freno y evitar si es posible dejar robar el vehículo con la marcha metida antes del frenado. También reducir las marchas lo más tarde posible especialmente en las bajadas. Una de las principales causas leyendas en el tema del ahorro de combustible es que el consumo al ralentí de un vehículo es uno, esto es absolutamente falso. Dejar correr el vehículo al ralentí en una bajada, por ejemplo, suponer que el vehículo sigue consumiendo entre 0,5 l y 0,7 l mientras que en velocidades superiores a los 20 km/h con la velocidad metida y sin pisar el acelerador el consumo es menor e incluso en algunos casos puede llegar a equilibrarse.

También es importante que tengamos en cuenta que para paradas superiores a un minuto resulta interesante detener el motor, y, por último, cuestiones de sentido común como anticipar las maniobras, aumentar el campo de visión para evitar forzar el motor del vehículo en frenadas o reteniendo mucho las marchas, o no dejar revolucionarse mucho el motor en bajadas usando el freno motor, son ideas que hay que tener siempre presentes.

Tags: , ,

Categoría: ahorrar en movilidad

Deja un comentario


Logo FinancialRed