Publicidad

Cuándo te interesa amortizar hipoteca para ahorrar

Amortizar anticipadamente tu hipoteca puede ser una manera eficaz de ahorrar. Éstas son las claves para saber si te interesa amortizar hipoteca o no.

hipoteca bancos

Para cualquier economía doméstica ahorrar debe ser siempre un objetivo. Sin embargo, no debemos limitarnos a asociar el ahorro con esas cantidades de dinero que apartamos de nuestros ingresos o que colocamos en determinados productos financieros, también, lo que hacemos con ese dinero influye en nuestras finanzas personales y, puede ser determinante para el ahorro.

Y es que, por ejemplo, en determinados escenarios, la amortización de hipoteca puede suponer un ahorro interesante a largo plazo. Veamos cuando resulta bueno para nuestro bolsillo plantearse la amortización de la hipoteca.

El ahorro y la amortización de hipoteca

En primer lugar, obviamente, para plantearnos una amortización de hipoteca debemos disponer de una cantidad de dinero a destinar a tal fin.

Este dinero puede estar colocado en productos de ahorro, de inversión, o simplemente en nuestras cuentas bancarias. En un momento como el actual, por ejemplo, con los intereses de los productos garantizados bajo mínimos y la rentabilidad de las inversiones más habituales bajas, podemos llegar a pensar que la amortización de la hipoteca y la reducción de deuda puede ser una buena idea. Y tal vez en este contexto no lo sea.

Y es que, excepción hecha de que exista un beneficio fiscal por medio, en un escenario de tipos de interés por los suelos, la amortización de hipoteca pierde muchas de sus ventajas frente a otras opciones.

En el escenarios en los que los tipos de interés y los índices hipotecarios se encuentran en mínimos históricos, como ha ocurrido y está ocurriendo, o en entornos muy bajos, los costes de la financiación se abaratan y la carga de intereses de las hipotecas (generalmente a tipo variable) resulta mucho menor.

Teóricamente, podríamos llegar a pensar, sin hacer números que cuando hacemos una amortización de hipoteca en este contexto reducimos el coste de los intereses que abonamos a lo largo de la vida del préstamo hipotecario, y por tanto hablamos. Sin embargo, si hacemos números, descubrimos como el ahorro que vamos a obtener es realmente bajo, lo que hace que desde el punto de vista financiero resulte incluso más interesante buscar otras opciones y esperar a tipos de interés más altos para amortizar.

Es decir, en este escenario de tipos de interés bajos, la reducción que vamos a obtener sobre los intereses es tan escasa que deja de merecer la pena si la comparamos con lo que podemos obtener a través de otro destino para nuestro dinero.

En este post descubrirás cinco mitos falsos del ahorro en el hogar

CONSEJOS DE AHORRO

Amortizar la hipoteca

El resumen podría ser que cuanto más barato es el préstamo hipotecario, es decir cuanto menor es el tipo de interés, y menor es el precio de dinero, también de manera proporcional menor es el interés en la amortización. Sin embargo, en un contexto en el que los tipos de interés se encuentran normalizados, no como en la actualidad, obviamente cuanto antes amortizamos la deuda antes reduciremos no sólo capital pendiente si no los intereses que generamos sobre dicho capital, ahí si la amortización es interesante.

Pongamos un ejemplo práctico. En la actualidad plantearse la amortización de la hipoteca a tipo variable, por ejemplo al 0,3% no es interesante, sin embargo, plantearse la amortización parcial en hipotecas a tipo fijo con un interés a 2,5% si lo es. Entre otros motivos, no sólo por la cantidad de intereses que vamos ahorrar el segundo de los casos, sino porque va a ser muy complicado encontrar en el mercado nada que nos garantice un 2,5% de rendimiento sobre nuestro dinero.

Hay que recordar que existe un elemento que influye de manera determinante en el caso de las hipotecas a tipo variable, y es que en nuestro país el sistema de amortización es el denominado sistema francés. En este sistema las cuotas son constantes y lo que varía es la aplicación de los intereses pagados que van decreciendo mientras el capital amortizado se va incrementando. Esto se complementa por tanto con que los intereses abonados se van calculando respecto a la deuda pendiente. Por tanto, cuando se comienza a amortizar en cuotas sistemáticas en préstamo hipotecario la cuotas más elevada ya que pagamos más intereses al comienzo que al final. Esto hace que, generalmente, cuando pretendamos amortizar parcialmente la hipoteca, debamos tener en cuenta los intereses que ya hemos abonado y los que no para valorar el interés final de la operación.

Un resumen muy simple, al margen de la situación financiera personal de quien se plantea la amortización anticipada de la hipoteca, podría decir que por norma cuando el interés de la hipoteca es netamente inferior a la rentabilidad de los productos de inversión (o de la inversión que se quiera acometer) no resulta conveniente la amortización. En el vértice opuesto, cuando se paga un interés alto y no es posible encontrar inversiones que superen el rentabilidad el coste de dicho interés la amortización anticipada y cancelación de parte de la deuda hipotecaria puede resultar muy interesante. Obviamente esto se analiza desde un punto de vista financiero en el que se busca obtener la mayor rentabilidad posible para dinero, bien a través del interés obtenido en una inversión, bien a través del interés eliminado de la deuda.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *