Publicidad

Cuánto ahorras compartiendo piso

La elección de compartir una vivienda puede significar un ahorro notable. Sin embargo, antes de tomar una decisión como esta, es importante analizar de dónde va a surgir ese ahorro.

Cuánto ahorras compartiendo piso

Es muy común que sintamos la necesidad de independencia personal al alcanzar una cierta edad. Esto pasa también por la búsqueda de espacios propios en donde poder vivir. Por el contrario, el coste de la vida y claramente, el coste de la vivienda, hace que tengamos que buscar opciones que nos ayuden en este tránsito. Y si además, cabe la posibilidad de que nos ayuden a ahorrar, el panorama será todavía mejor.

Sin embargo, compartir una vivienda entre dos o más personas, puede ser realmente complicado. Por eso, antes de tomar esta decisión, es importante que valoremos hasta qué punto el ahorro que vamos a conseguir va a merecer la pena. Para ello, te damos una serie de puntos clave que deberías analizar.

La zona donde se encuentra la vivienda

Esto es bastante importante, ya que por norma general, el lugar en el que vivas va a determinar lo que pagues por tu vivienda. Claramente, esto también va a influir en la cantidad de dinero que puedes ahorrar si compartes vivienda. Si vives en una ciudad en la que los precios son razonables, y puedes permitirte un pequeño apartamento, tal vez el ahorro que te proporcione vivir en una vivienda más grande y compartida, no te parezca interesante.

Si necesitas otro entorno o una vivienda de mayor coste del que te puedas permitir, la opción de compartir piso es casi inevitable. Llegados a este punto, es complicado ponerse de acuerdo en cuanto a donde está el límite que deberíamos asumir como costo aceptable para nuestra vivienda. No deberíamos destinar más de un 40% al gasto de la vivienda, y la recomendación más extendida, por lo general, es en torno al 30% de nuestros ingresos.

Dividir facturas es un ahorro seguro

Al compartir vivienda, y por tanto dividir los gastos de alojamiento, ya estarás ahorrando. Por ejemplo, compartiendo vivienda en alquiler entre dos personas, se repartiría al 50% el coste de dicho alquiler. Este sería el ahorro inicial, el que es más evidente, pero hay otros tipos de ahorro que también vas a poder conseguir cuando compartes vivienda.

El hecho de dividir y controlar los costes de las facturas de servicios corrientes, puede ser sin ninguna duda, tan interesante como el propio ahorro del coste del 50% de los gastos de vivienda. Por ejemplo, al compartir una vivienda dos personas, la subida del gasto en los recibos corrientes no será excesivo, no se notará mucho el impacto de una persona más con respecto a las facturas a las que tendrías que hacer frente si vivieras solo. No obstante, dividir el importe de estas facturas en dos partes si supone un ahorro muy interesante para tu bolsillo.

Obviamente, por otro lado, un exceso de gasto en cuestiones como electricidad o gas, puede suponer un aumento de la factura y no compensar esta división. Pero esto entra en ya en el terreno de tu elección del compañero de la vivienda.

AHORRAR EN CASA

Las compras compartidas de consumibles supone más ahorro

Otra cosa que debes tener en cuenta es la opción de compartir determinados tipos de compras con tu posible compañero de piso. Esto puede llevarse al conjunto de la lista de la compra, exceptuando aquellos productos que vayamos a comprar por capricho o quizás por necesidad alimentaria concreta.

Claramente, el ahorro que aquí se obtiene es mucho menos que el que hemos visto anteriormente, no obstante, no deja de sumar en ese objetivo que nos hemos marcado al compartir vivienda, gastar menos y poder ahorrar.

Un compañero que ahorre, te ayudará a ahorrar mejor

Los hábitos de la gente que nos rodea pueden influir, y mucho, en nuestros propios hábitos. Si nuestro compañero de vivienda es un consumista compulsivo, puede que nos influya, de la misma manera que puede hacerlo si esa persona resulta ser ahorradora y estar buscando lo mismo que nosotros.

Si somos capaces de encontrar ese compañero de piso con objetivos financieros claros y un buen hábito de ahorro, es probable que en la convivencia encontremos también influencia para mejorar nuestro modo de ahorrar.

Cuánto puedo llegar a ahorrar compartiendo vivienda

No hay un cálculo realmente exacto para esto. Deberías seguir los pasos de los puntos clave que te hemos ofrecido y poder de este modo calcular más o menos las cantidades que te puedes ahorrar.

Puedes comenzar por valorar el lugar donde vas a vivir y lo que te va a costar la vivienda, luego puedes valorar los gastos comunes y el coste de los recibos incluyendo el total o parte de la cesta de la compra, y a partir de lo que puedas asumir personalmente de todo eso, deberías comenzar el ahorro al compartir vivienda.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *