Publicidad

Cuatro ideas para ahorrar dinero con hábitos saludables

En  los tiempos que corren la mayoría de personas buscamos ahorrar mayor o menor medida. A la hora de poner en práctica este ahorro tenemos bastante claras algunas parcelas importantes como son los gastos del hogar, los gastos financieros, etcétera. Sin embargo, existen otras parcelas tal vez no tan evidentes pero que también pueden contribuir al ahorro; mantener hábitos saludables es una de ellas.

Obviamente cuando hablamos de pérdida de salud la pérdida de dinero es un elemento secundario, sin embargo, hay una relación causa efecto entre mantener malos hábitos de vida y un nivel más elevado de gastos, fundamentalmente médicos o directamente relacionados.

habitos saludables

Cada vez con más fuerza se defiende y sostiene el hecho de que mantener una vida llena de hábitos saludables, además de por lo evidente, resulta también un beneficio por el ahorro que puede suponer.

Aunque hay muchos más vamos a repasar una serie de hábitos y rutinas que además de contribuir a nuestra salud pueden a la larga acabar ahorrándonos un buen dinero.

1 – Cuidar nuestra salud general

El concepto genérico de cuidado de la salud ya es de por sí un hábito saludable. Mantener una alimentación sana, practicar ejercicio, evitar hábitos nocivos como el consumo de tabaco o el abuso del alcohol, evitar una vida sedentaria… son realmente cuestiones que resumen el conjunto de estas ideas.

En general se puede afirmar que el cuidado constante de nuestra salud y la atención a una vida saludable van a reducir a la larga notablemente todos los gastos que pueden derivarse de problemas de salud.

2 –  Eliminar gastos

Aunque tal vez no pueda ser puesto en práctica por todo el mundo, existen gastos que podemos tender a reducir o eliminar y además pueden convertirse en hábitos saludables. Un buen ejemplo de esto es racionalizar el transporte.

En la medida de lo posible debemos sustituir los medios de locomoción mecánica por actividades como caminar o desplazarse en bicicleta. Esto se puede aplicar en mayor o menor medida, por ejemplo, sustituir el transporte privado por el transporte público aunque éste nos obligue a recorrer determinadas distancias a pie, sustituir el transporte público en la medida de lo posible en los días festivos por caminar o desplazarse en bicicleta…

Esta es una idea pero seguro que repasando sus hábitos cotidianos encuentra muchas más.

3 – Respetar los ciclos de revisiones médicas

En muchas ocasiones a medio plazo se nos encontramos con problemas de salud que además presentan un coste elevado y que podrían haberse paliado o incluso evitado manteniendo una buena política de revisiones.

Esto por ejemplo se puede trasladar perfectamente a la salud dental. Mantener un buen ciclo de revisiones dentales puede contribuir a mantener una mejor salud en nuestra boca y a evitar problemas graves a futuro que además supondrán un coste ciertamente elevado.

4 – Acudir al médico cuando sea necesario

Una mala costumbre, un mal hábito directamente relacionado con el punto anterior, es ignorar las lesiones o pequeños problemas de salud. Un pequeño trastorno al gestionado puede acabar convirtiéndose en un problema serio que a la larga deterioro de nuestra salud y nuestro bolsillo.

Acudir al médico cuando suframos un trastorno de salud por leve que pueda parecer en primera instancia es una opción a tener muy en cuenta y que puede contribuir no sólo a que llevemos una vida más sana sino también a que gastemos menos en paliar enfermedades o situaciones derivadas de ellas por un mal control y gestión de nuestra propia salud.

 imagen 1 publicdomainarchive pixabay.com

 

Publicidad

One response to “Cuatro ideas para ahorrar dinero con hábitos saludables

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *