¿Qué cantidad debo ahorrar? ¿Cómo hago...

Cómo vivir sin gastar dinero...

Electrodomésticos con tara, un gran ahorr...

Cosas que tienes en casa y que valen más ...

Cómo hacer un presupuesto cuando tus ingr...

Cuatro trucos para gastar mucho menos dinero

| 10/09/2012 | 0 Comentarios

En este post te presentamos cuatro trucos muy recomendables para organizar tu economía y conseguir que tus ingresos mensuales sean mucho más rentables.

1.- Clasifica tus gastos:

Siempre hay gastos que son más complicados de negociar que otros. Los gastos irrenunciables serían por ejembplo, son las cuotas de la hipoteca, la del crédito de tu vehículo o la cuota mensual de la tarjeta de crédito. Pero hay otros que serán negociables, ya que se pueden conseguir el mismo servicio o el mismo bien a un precio menor, eligiendo de una manera adecuada.

Por ejemplo puedes comprar la comida de manera más económica, puedes obtener un proveedor de teléfono más barato, etc. Si eres capaz de mejorar el interés de tu hipoteca porque has negociado eficientemente, estarás ahorrando una cantidad notable de dinero.

2.- Planifica:

Una de las formas de aumentar el nivel de gastos es improvisando. Un gran conflicto para reducir los gastos es la impulsividad, según los expertos, este punto se puede combatir utilizando la planificación, es decir tomar la decisión de no comprar nada que no hayas decidido previamente que verdaderamente lo necesites. Esto sin lugar a dudas exige dos cosas, primero hacer una relación de todo lo que hace falta y segundo, desarrollar un firme compromiso para posponer las decisiones impulsivas.

Se trata, en definitiva, de hacer una relación de todo lo necesario e imprescindible para pasar el mes y posponer lo que no esté en la lista.

3.- Presupuesta:

Lo lógico es lograr que tus gastos mensuales sean menores que tus ingresos, con el fin de que siempre quede un sobrante para mejorar tu situación personal y la de tu familia. Lo conveniente es hacer un cálculo preciso del costo que tiene adquirir los bienes queanteriormente se planificaron y calificados como necesarios, presupuestando una cantidad para esa meta y dejando lo demás a un lado.

Aquí un ejemplo: si tus ingresos son de 1.500 euros y tienes unos gastos innegociables de 1100 euros te quedan 400 euros para enfrentar tus otras necesidades. Pero como se trata de que quede un excedente, necesitas reducir esos 400 euros aún más. Esa es la cuestión.

4.- Ofertas y Descuentos

A través de los descuentos puedes reducir notablemente tus gastos. Por ejemplo, si compras envases más grandes o concurrir a mayoristas que ofrezcan mejores ofertas. A veces, lo más accesible para conseguir descuentos es pidiéndolos.

También se pueden reducir gastos aprovechando las ofertas. Eso sí, siempre y cuando y teniendo en cuenta uno de los puntos anteriores que estas ofertas entren dentro de los gastos que planificaste con antelación. Lo que no debes hacer es comprar productos que no necesitas y que no te ayudarán a alcanzar tus objetivos, simplemente porque están de oferta. Si no los necesitas, el mejor ahorro que puedes lograr es no comprarlos.

Además te ragalamos otros trucos generales para disminuir los gastos:

Alimentación: Nunca vayas de compras con el estómago vacío. Está demostrado que si haces la compra sin haber comido terminarás comprando más de lo que necesitas. Compra productos lo menos procesados posibles, ya que los productos elaborados son más costosos.

Suministros: Negocia todos tus suministros, busca empresas que te ofrezcan precios más bajos, desde Internet y telefonía hasta el gas o la luz. Usa bombillas de bajo consumo, no calientes las habitaciones que no necesites, apaga la calefacción cuando duermes, pon lavadoras con la carga llena, plancha toda tu ropa a la vez, conduce de forma más suave.

Ropa: Aprovecha las liquidaciones que se hacen a fin de temporadas, compra a finales de verano la ropa que necesitas para el próximo verano, intercambia ropa con amigos y conocidos, haz elecciones que sean fáciles de combinar, elije siempre pensando en un fondo de armario que te sirva para toda la temporada.

Ocio: La primera sugerencia es ponerse en contacto con el ayuntamiento de tu ciudad, donde te pueden informar de las ofertas de ocio gratuitas o con descuento. Generalmente, hay muchas ofertas disponibles que suelen ser desconocidas para la gran mayoría de las personas. Otra opción interesante es apuntarse a las páginas web que ofrecen descuentos. Otra alternativa gratificante es implicarse en acciones sociales. Pero en general, Castellano explica que es importante hacer ver que el ocio no tiene que ver con gastar sino con el tiempo de calidad que puedes pasar con las personas que te importan o contigo mismo.

Categoría: General

Deja un comentario


Logo FinancialRed