Publicidad

Cuidar la ropa y ahorrar dinero

La crisis nos ha obligado a mantenernos alerta para obtener ahorro desde cualquier esquina de las economías domésticas, pero, sin embargo, a veces no prestamos atención al ahorro preventivo, a esas cosas que podemos hacer y que pueden traducirse en no aumentar los gastos, cosas como cuidar la ropa y el ahorro que esto puede suponer.

Es evidente que dentro de la ropa que utilizamos existe una parte muy importante de prendas que se utilizan a diario cuyo deterioro al final va a derivar necesariamente en su sustitución, sin embargo, dependiendo del cuidado que le demos, está ropa puede durar más tiempo, y por tanto, permitirnos ahorrar unos pocos euros más a sumar al resto de nuestras acciones de ahorro.

ropas

Desde el inicio de la crisis las familias han reducido dentro de sus gastos domésticos determinados presupuestos en favor de cuestiones básicas como la alimentación, la hipoteca y los recibos comunes. Una de estas reducciones se aplica a la compra de prendas de ropa, que, descendía en los últimos cuatro años por encima del 4% anualmente.

Es decir, compramos mucha menos ropa que antes del inicio de la crisis, y además, dentro de esta compra hemos reducido en cierta medida la búsqueda de calidades en favor de la búsqueda de precios.

Algunos consejos básicos para el cuidado de la ropa

  • Aunque parezca ser el más difícil también es uno de los más importantes; hay que tratar de no utilizar repetidamente las mismas prendas, y, en todo caso, repartir las puestas por el número de prendas que tenemos. La explicación es simple; el reparto de desgaste no sólo por el uso, sino por cuestiones como el lavado y planchado. Esto significa una buena revisión del fondo de armario y el uso máximo del mismo.
  • Haciendo lo anterior teóricamente alargamos la vida de las prendas, por ello, a la hora de comprar, vamos a podernos permitir gastar un poco más en favor de calidad, si lo que queremos es primar el ahorro, buscaremos la duración incluso por encima de la estética en los tejidos.
  • Una cuestión muy importante y que no siempre cumplimos es el respeto a las normas que nos indican las características de lavado y planchado en las etiquetas de las prendas, e incumplir estas normas no sólo puede acarrear un mayor nivel de desgaste, sino también una pérdida de calidad mucho más rápida.
  • El correcto almacenaje y guardado la ropa también es importante debemos buscar armarios o guardarropas en espacios aireados, en los que no penetren olores, humo, humedad etc… colocando las prendas bien dobladas las propias bandas los armarios o a través de perchas. Es muy recomendable el utilizar fundas para prendas como abrigos, gabardinas o chaquetas.
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *