Publicidad

El paso más importante para ahorrar en energía del hogar ¿sabes que potencia contratada necesitas?

Una buena manera de empezar a ahorrar en electricidad, es saber la potencia que tienes contratada, y comprobar si puedes reducir el tramo a uno de menor potencia.

AHORRAR ENERGIA

El consumo de electricidad no es el mismo en todas las viviendas. Depende de una amplia gama de factores, como pueden ser el tipo de electrodomésticos que tengamos, el número de personas que vivan en casa, la manera en que usamos nuestros dispositivos…

Es importante calcular la necesidad de consumo eléctrico real, porque determina la potencia que necesitamos contratar. Si nunca lo has hecho, puedes tener en cuenta algo tan simple como comprobar si en tu casa salta con facilidad el diferencial automático, cuando conectas demasiados aparatos electrónicos a la vez. Si esto no te ocurre, es que tienes cierto margen para bajar la potencia, de manera que puedes contratar menos potencia de la que tienes. Hacer esto supone un paso para ahorrar electricidad en casa, lo que a la larga siempre va a beneficiar tu economía.

Para empezar a calcular tu consumo eléctrico, lo recomendable es sumar la potencia en kilovatios de todos los electrodomésticos que tienes en casa, comenzando por los que más consumen y luego añadirle los de menor consumo, con añadir 1kW es suficiente.

El valor resultante en kilovatios, sería el equivalente al consumo con todos los dispositivos en marcha al mismo tiempo, algo que es muy poco probable que ocurra. Para ello se utiliza el factor de simultaneidad, que se trata de dividir entre tres, el resultado que hemos obtenido. Dicho resultado no puede ser nunca menor al consumo del electrodoméstico que más consuma en tu casa, puesto que obviamente de ser así y contratar la potencia equivalente, este electrodoméstico no podría funcionar.

De manera que, las compañías eléctricas deben facilitarte el cambio de un tramo a otro, pero ten en cuenta que pueden ponerte pegas si intentas hacer este cambio varias veces en un mismo año.

En este artículo descubrirás cómo ahorrar más electricidad con la discriminación horaria

AHORRAR ELECTRICIDAD

Reducir los tramos contratados

No es aconsejable reducir nuestro consumo dos tramos o más la primera vez que reducimos la potencia. Es mucho más beneficioso reducir primero un tramo, asegurarte al menos durante un año que no tienes problemas con el consumo, que no salta el diferencial, y entonces es cuando puedes plantearte otra bajada de tramo, siempre de forma progresiva.

Para ayudarte un poco más a la hora de calcular el consumo de electricidad que consumes en casa, te dejamos a continuación una tabla de referencia, ten siempre en cuenta que 1.000 W equivalen a 1kW. Es decir, si tu frigorífico consume 350 W, el equivalente será 0,350 kW. En cualquier caso, debes recordar que, a mayor nivel de eficiencia, menor nivel de consumo, y generalmente, los electrodomésticos que son más antiguos tienden a poseer niveles de consumo más elevados, de manera que incluso pueden rebasar estos promedios.

 

Electrodoméstico Potencia
Frigorífico Entre 0,250 y 0,350 KW
Microondas Entre 0,900 y 1,500 KW
Lavadora Entre 1,500 y 2,200 KW
Lavavajillas Entre 1,500 y 2,200 KW
Horno Entre 1,200 y 2,200 KW
Vitrocerámica Entre 0,900 y 2,000 KW)
Televisor Entre 0,150 y  0,400 KW
Aire acondicionado Entre 0,900 y 2,000 KW
Calefacción eléctrica Entre 1,000 y 2,500 KW
Calefacción eléctrica de bajo consumo Entre 0,400 y 0,800 KW

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *