Publicidad

Para qué sirve un simulador de préstamos

Si una persona está pensando en solicitar un préstamo online y no lo ha hecho nunca, es posible que le invadan dudas sobre cómo realizar el proceso o qué significan todos los términos técnicos que definen sus condiciones. Para resolver estos primeros pasos, la mejor forma de saber cuáles son los gastos y posibilidades de financiación que ofrecen los préstamos online es usar un simulador de préstamos.

20190728-P19509_Para_qué_sirve_un_simulador_de_préstamos

Una herramienta de simulación de préstamos ayuda a realizar, de forma ficticia, la solicitud de un préstamo. De esta manera, el usuario puede conocer cuáles son los tipos de interés que atan el préstamo, las condiciones de devolución y la cantidad total que se puede pedir.

Los préstamos online o rápidos son una forma de financiación cada vez más extendida, especialmente para pequeños ahorradores que necesitan un poco de dinero en situaciones concretas. Las generaciones jóvenes son las que más suelen solicitar estas formas alternativas de financiación. Al mismo tiempo, las herramientas que actualmente ayudan a la gestión de la economía personal como Finanzas para todos funcionan para orientar a los usuarios.

Qué hay que saber antes de pedir un préstamo online

Las herramientas de simulación ayudan a conocer los importes finales, tanto de la cantidad que se solicita y que el usuario recibe, como el dinero que debe retornar en el periodo de devolución fijado. En este sentido, el simulador le permite al usuario saber cuáles son las condiciones de devolución del préstamo y discernir si será capaz de devolverlo.

El plazo de devolución es la cuestión fundamental dentro del préstamo, ya que es lo que indica la cantidad final a devolver y dentro de qué periodo de tiempo. Respetar esta fecha es esencial, ya que superar dicho plazo significa que la cantidad a devolver subirá de forma diaria. Los intereses aumentarán de forma progresiva con cada día de retraso.

Al mismo tiempo, la herramienta incluye la información de la TAE, la Tasa Anual Equivalente, y el TIN, el Tipo de Interés Nominal. El segundo mide el porcentaje que la entidad bancaria recibirá en concepto del préstamo.

Por otro lado, la cantidad pedida también influirá en el plazo de devolución y los intereses. Si bien es posible que a una persona que pide un préstamo online por primera vez no le concedan el importe más alto, siempre está en grado de optar por buenas condiciones.

Un proceso seguro y 100% online

Una vez se ha empleado el simulador y se sabe la cantidad que se desea pedir, puede ser el momento de realizar la solicitud online. En cualquier caso, la solicitud de un préstamo online es un proceso que se puede realizar totalmente por internet y para el que no es preciso contar con mucha información. El resultado de la aplicación se puede saber también en cuestión de minutos.

Leer bien todas las condiciones, emplear un simulador para saber a qué se puede aspirar y valorar bien todo lo relativo a los plazos de devolución y la cantidad final son los pasos a seguir para solicitar un préstamo online.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *