Publicidad

Qué tienes que tener en cuenta al cambiar de operador de móvil

Cuando deseamos cambiar de operador de telefonía móvil es muy probable que el motivo inicial sea el económico. Mejorar las tarifas de este tipo de servicios es un objetivo de cualquier usuario que además se ve favorecido por las campañas promocionales de captación de clientes de las operadoras.

Sin embargo el motivo económico no es el único y a veces ni siquiera es el más importante. Vamos a repasar las cuestiones principales a tener en cuenta a la hora de cambiar de operador de móvil.

Qué tengo que tener en cuenta al cambiar de operador de móvil

Las tarifas

Obviamente son el eje principal de la decisión de cambiar de operadora. Nuestro país continúa a la cabeza de las ofertas más caras de telefonía móvil, pero, es cierto que en los últimos años la competencia originada por la crisis y la proliferación de las operadoras virtuales ha contribuido a una mayor competencia en los precios y una tendencia a la baja en las ofertas.

A la hora de plantearse el cambio es sin duda prioritario realizar una buena comparativa de las tarifas vigentes teniendo en cuenta las ofertas periódicas para nuevos clientes de la mayoría de operadoras.

En este sentido conviene recordar que tal vez la tarifa más barata sea la más adecuada para dos usuarios con necesidades diferentes. Las tarifas de llamadas y datos (las más comunes) suelen presentar limitaciones en cuestiones como los datos, el volumen de llamadas a precio reducido, los SMS y MMS que hay que tener en cuenta en función de nuestro consumo habitual.

Los periodos de permanencia

A pesar de que en telefonía móvil la tendencia indica que los periodos de permanencia son una figura en extinción, lo cierto es que buena parte de los paquetes de servicios unificados siguen exigiendo periodos mínimos de permanencia con penalizaciones en caso de incumplimiento.

Esto es algo muy a tener en cuenta sobre todo cuando nos beneficiamos de promociones con bonificaciones en descuentos que hacen muy atractivas las tarifas pero que, en caso de abandono de la permanencia se pueden volver como nosotros.

La cobertura

Obviamente en las grandes ciudades la cobertura puede resultar un elemento de peso menor en la decisión de cambio de operadora. Sin embargo cobra una relevancia notable en otros entornos, especialmente en aquellos con peores coberturas generales por motivos orográficos y de infraestructuras.

Es necesario en estos casos tener claro el volumen de cobertura que vamos a poseer en la oferta a la que queremos acceder. De poco nos servirá la mejor tarifa del mercado si se convierte en una tortura en lo relativo al uso de los dispositivos.

 Terminales y dispositivos

A pesar de que los tiempos de los móviles coste cero en los contratos prácticamente ha desaparecido (y terminará por extinguirse) muchas operadoras ofrecen terminales y otros dispositivos como tablets a precios más reducidos que los costes de mercado o en pago fraccionado.

Generalmente se tratará de dispositivos financiados que vienen a subir los costes del total de la factura. Una buena manera de comprobar si resulta beneficioso o no es comparar la suma de la tarifa que se requiere para acceder a estos terminales más el coste del terminal con la suma de un terminal libre y la tarifa más baja de la operadora (u otra que ofrezca las mismas condiciones)

También te puede interesar

Todas las opciones para ahorrar agua

¿Interesa repartir la herencia en vida?

Cómo sacar más rendimiento a los productos de ahorro

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *