Por qué elegir la cuenta Coinc...

Cómo hacer un presupuesto cuando tus ingr...

12 cosas que seguramente no vuelvas a usa...

Fideliza tus clientes de manera profesiona...

Los Trasteros De Alquiler, solución a tus...

Saldar deudas

| 24/08/2010 | 1 Comentario

Últimamente hay muchas personas que piden créditos para un sinfín de propósitos, lo que provoca que se vayan acumulando una serie de deudas. El hecho de tener estas obligaciones mensuales a las que se añaden las normales de la vivienda,
luz, agua, etc. provocan que la salud se vea deteriorada. No dormir pensando en cómo se va a poder llegar a fin de mes o simplemente por saber que ese mes no se va a poder ahorrar nada es una presión que no debe ser despreciada.

Para poder librarnos lo antes posible de estas deudas que tenemos contraídas con
la misma entidad y en ocasiones con varias diferentes es el propósito de hoy.

El primer paso de todos es evaluar el estado financiero general, de un lado tenemos que poner los ingresos y de otro los gastos fijos, la diferencia, por pequeña que sea es lo que podremos ahorrar de forma mensual. Lo que hay que ver es cómo podremos reducir esos gastos fijos. De entre esos gastos fijos habrá que situar a un lado los que tengan un interés más alto y procurar terminar de pagarlos los primeros. Y así por orden de interés.

Evidentemente tampoco debemos ir adquiriendo nuevas deudas, si quiere comprar
algo, lo que debe hacer es ahorrar lo que cueste y luego comprarlo en un solo pago, de esta forma pagará menos por ese artículo. Y si hacer esto con todas las compras, verá como se habrá ahorrado mucho dinero.

Está claro que esto no se puede hacer con todo, como por ejemplo una vivienda o
un coche. Pero estos dos deberían ser los únicas compras que debería hacer con intereses, todo lo demás debería comprarlo al contado. De otra forma tendrá una innumerable lista de objetos comprados que sumados entre todos puede hacer una carga muy difícil de llevar.

Hasta que esto sea posible hacerlo, una buena poción es agrupar todas las deudas en una misma entidad, pero hay que tener claro como funciona. A grandes rasgos consiste en pagar menos todos los meses a cambio de hacer lo durante más tiempo, al final pagas más, pero los plazos son más cómodos. Toda esta operación se negocia, así que dependiendo puede salir mejor o peor. Hay que tener en cuenta que esta unificación conlleva una serie de comisiones en porcentajes y que esto puede suponer una cifra no despreciable.
Imágen por cortesía de www.flickr.com

Tags:

Categoría: ahorrar productos financieros, Ahorro, General

Deja un comentario


Logo FinancialRed