Publicidad

Tarjetas o pago en metálico ¿cómo se ahorra más?

No cabe duda que en las tarjetas de crédito se han convertido en un instrumento de uso cotidiano, más aún, en muchos casos en el principal instrumento de financiación a corto plazo para muchos usuarios. Al margen del debate sobre la utilidad o no de estos productos para la financiación (fundamentalmente por sus costes) es interesante detenernos en considerar cara al ahorro que resulta más útil si el pago por tarjeta o el pago en metálico.

Puede parecer una cuestión simple, pero realmente no lo es ya que en ambos casos hay ventajas e inconvenientes a tener en cuenta, y, sobre todo, se debe valorar las costumbres adquiridas, que en cualquiera de los casos son difíciles de modificar.

Tarjeta o metálico

Las ventajas e inconvenientes del pago con tarjeta de credito

Las principales ventajas del pago con tarjeta son obvias; fundamentalmente la comodidad y la posibilidad del uso del pago aplazado o incluso del crédito para aumentar las posibilidades de compra. En cualquier caso, esto último también puede perfectamente figurar como un inconveniente, ya que el crédito añade un coste en muchos casos que el pago en metálico no presenta. Por tanto, realmente, estaríamos ante un modelo de pago que si bien comporta de manera efectiva mayor comodidad, utilizado a crédito asume costes. Por otro lado, las tarjetas pueden presentar bonificaciones y beneficios en forma de, seguros asociados, descuentos en determinadas compras o servicios, y planes de puntos o similares.

Te explicamos como ahorrar 1.000 euros al año en este post

Desde el punto de vista de la filosofía de uso, los detractores del pago con tarjeta argumentan que la falta de control visual sobre el gasto potencia el aumento del consumo, y por tanto, es un buen amigo de la compra compulsiva o al menos de la compra no necesaria.

Las ventajas e inconvenientes del pago en metálico

Probablemente la mayor ventaja que el pago en metálico puede proporcionar es lo que concluía como desventaja la tarjeta de crédito; un mayor control sobre el gasto. Efectivamente, y es un hecho comprobado, la percepción del dinero en metálico frente al dinero en la tarjeta es diferente, cuesta más gastar el dinero metálico y nos hace reflexionar más sobre el gasto que estamos asumiendo, por tanto, en este sentido cara al ahorro sería mucho más eficaz el uso del pago en metálico.

Ahorrar en seguros: las coberturas básicas del seguro de hogar

Como principal inconveniente encontramos desde luego la menor comodidad en relación al pago con tarjeta, mucho más práctico desde un punto de vista del uso.

El resumen

Si conseguimos sacar de la ecuación las consideraciones personales y las costumbres, y si sólo medimos el asunto desde el punto de vista del ahorro, parece que el pago en metálico favorece en principio más que el pago con tarjeta. En cualquier caso no debemos olvidar que estamos hablando de opciones medias, ya que, efectivamente, existen tarjetas de pago aplazado sin costes en determinados periodos que pueden paliar el efecto de la aplicación de comisiones, pero, no esa diferencia de percepción en el gasto entre ambas opciones.

Ahorrar en seguros: las coberturas básicas del seguro de hogar

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *