Publicidad

Trucos para ahorrar con tu móvil

El teléfono móvil se ha convertido en un elemento imprescindible para la vida cotidiana. Si bien comenzó siendo un objeto de lujo, en pocos años pasó a estar en los bolsillos de todos. Mientras que al principio la característica estrella eran las llamadas desde cualquier parte, pronto evolucionó hacia los sms, comunicación corta, clara y através de texto, pero con un coste. No ha sido hasta la llegada de la mensajería instantánea y gratuíta cuando escribir se ha antepuesto a llamar entre las opciones. Sin embargo, el teléfono móvil no solo está presente en la comunicación social y el ocio, también en los negocios, permitiendo ahorrar desplazamientos para reuniones rutinarias,hacer negocios con otras partes del mundo o agilizar el trabajo dejando tiempo para otras actividades. Es por esta necesidad de contar con un dispositivo móvil por lo que los usuarios buscan cada vez más calidad a un precio razonable. Si bien utilizar internet y llamadas tendrá un coste cada mes, existen algunos trucos que permiten ahorrar algo de dinero a la hora de afrontar las facturas, entre los más exitosos se encuentran las tarífas móviles low cost, que se encuentran en pleno auge.

smartphone-407108_1280

Las compañías Low Cost tienen numerosas ventajas frente a las empresas tradicionales, que en ocasiones ofrecen precios elevados y con caracteríticas que pueden no adaptarse a las posibilidades o necesidades de un cliente en concreto. Uno de los beneficios de optar por esta alternativa es que, además de contar con tarifas muy reducidas, su contratación no conlleva necesariamente un compromiso de permanencia para los clientes. Es decir, este es libre de marcharse cuando lo considere apropopiado. Como consecuencia de esta característica tan ventajosa para los usuarios derivan otras tantas, ya que este tipo de empresas pone especial énfasis y cuidado en el mimo a sus clientes para asegurarse de que eligen sus condiciones frente a las de la competencia.

Otro truco para ahorrar dinero con el uso de un móvil es no optar siempre por el último modelo o por el más caro. Uno de los errores más extendidos entre los compradores es la falsa creencia de que haciéndose con un dispositivo de 600 euros acabarán ahorrando dinero, por que a la larga durará más que uno barato. En realidad, si no es el propio usuario quién se cansa de su adquisición en dos años, será el teléfono el que habrá quedado desfasado o empiece a dar problemas por escasez de memoria o no ser capaz de albergar actualizaciones del sistema. Una de las mejores opciones son los móviles chinos de precio razonable y alta calidad.

Una alternativa que puede ser fuente de ahorro es el consumo de datos, por ejemplo, usar un lector de feeds en lugar de entrar en páginas web, de esta forma solo se cargará contenido importante como texto, imágenes y vídeos. Por último, existe la posibilidad de bloquear la descarga automática de imágenes o audio. Todos los móviles cuentan con esta opción dentro de su sección “uso de datos”. De esta forma el consumo puede diminuir bastante y será posible solicitar una tarifa más barata.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *