Publicidad

¿Y tú qué harías con 400 euros si te los ahorras en el seguro?

No es una pregunta retórica. La diferencia entre contratar un seguro de coche y otro puede suponer un importe interesante, que, probablemente, veamos mucho más claro si descubrimos en que podríamos emplear ese ahorro que simplemente quedándonos con la cifra.

El dinero tiene una mala costumbre, desaparecer

Puedes pagar una cuota de tu hipoteca, puedes darte un capricho y hacer una escapada de fin de semana romántico, puedes pagarte el cine todos los fines de semana durante un buen número de meses, puedes comprarte ese capricho que querías hacer tanto tiempo realmente, encontrando un buen seguro de coche que te proporcione un ahorro como este, vas a tener que pensar en qué gastarse el dinero.

Y es que, salvando las distancias, ocurre algo parecido a lo que pasa cuando te planteas (si eres fumador) el dinero que vas a ahorrarte al dejar de fumar, además de las ventajas que para tu salud esto tiene. Y si el ahorro medio que un ex fumador puede presentar al cabo del año supera ampliamente los 800 €, algo que puede parecer sorprendente, no es menor el ahorro que podemos obtener a partir de contratar un seguro de coche u otro, como nos propone Arpem con esta infografía.

ahorro del seguro

Esto mismo, por poner un ejemplo, es lo que puede ocurrir cuando calculas el precio para tu seguro de automóvil es decir, encontrarte con un ahorro lo suficientemente importante para que puedas realmente plantearte que hacer con esa cantidad de dinero.

No solo es el dinero pero el dinero es importante

A la hora de comparar seguros de coche, y esto es un error relativamente habitual, fijarnos sólo en el precio puede ser una equivocación, ya que, efectivamente, también hay que buscar seguros que ofrezcan todas las coberturas que necesitamos, y que se ajusten a nuestras necesidades reales.

Pero, del mismo modo, también es una equivocación subestimar las ofertas de seguros de coche que nos proponen ahorros verdaderamente notable, ya que, estas propuestas (y más hoy en día) son perfectamente aceptables, cumple de sobra con las necesidades básicas de cualquier conductor, y, más aún, suelen resultar mucho más completas de lo que podríamos pensar, sobre todo si llevamos mucho tiempo sin cambiar de seguro y acostumbrados a un único modelo de pobreza o compañía.

En definitiva, se trata de explorar las posibilidades, y también de, por qué no, motivarse pensando en que vamos a emplear el dinero que podemos llegar a ahorrarnos si encontramos el seguro que nos ofrezca un precio con un ahorro medio tan importante como esos 400 €.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *